28 ANIVERSARIO DE LA ACCIÓN SOCIAL NAVAL

El Voluntariado de la Acción Social Naval de Barranquilla, que preside desde hace cinco meses Ana Margarita Romero de Wills, conmemora hoy sus 28 años de existencia, tiempo durante el cual ha trabajado incansablemente por el bienestar de esa gran familia que es la Armada Nacional, tanto por su personal militar como civil.

En esta ocasión, las 58 socias de este Voluntariado decidieron celebrar de una manera muy especial y espiritual: consagrando todas sus actividades a la Virgen María, en el marco de una Misa de Acción de Gracias que será oficiada a las 10 de la mañana en la Escuela Naval.

Seguidamente se realizará la presentación de los Caballeros de la Virgen para dar a conocer esta programación, así como las actividades que realiza la Acción Social Naval -ASN- visitaron las instalaciones de EL HERALDO su presidenta, Ana Margarita Romero de Wills, esposa del director de la Escuela Naval de Suboficiales ARC Barranquilla, Capitán de Navío Hernando Wills Vélez, y la jefe de prensa Maritza Gándara.

“La Acción Social Naval tiene funciones eminentemente sociales y sin ánimo de lucro. Nuestra misión es trabajar por el bienestar social, económico y cultural del personal militar y civil al servicio de la Armada Nacional, en este caso en la guarnición de Barranquilla, y por fortalecer la integración con la comunidad”, explicó la presidenta del Voluntariado, una economista especializada en gerencia de mercadeo, madre de un adolescente de 14 años y un niño de 10.

Destacó, entre las actividades adelantados por la Acción Social Naval, el programa que brinda ayuda a la esposa naval, especialmente en su crecimiento espiritual y en el desarrollo de ciertas competencias que se requieren para desempeñarse en el ambiente de la marina. Para esto, han diseñado una serie de talleres, conferencias y cursos.

Es que para Ana Margarita Romero de Wills, la esposa juega un papel importante en la vida de un hombre de mar. “Debe ser tolerante, autosuficiente, tener liderazgo y autocontrol y debe saber defenderse y sacar adelante el hogar y los hijos cuando él está en orden público”, explicó.

Igualmente, dijo, que otra tarea primordial son las actividades a favor de los infantes de marina, en pro del mejoramiento de su calidad de vida, teniendo en cuenta su bienestar físico y espiritual. “Mensualmente premiamos al mejor infante, complaciéndolos con lo que nos pidieron: una cena en un buen restaurante y una tarjeta de llamadas. Además, como encontramos que diez de ellos no eran bachilleres, estamos pagándoles la nivelación en el Colegio José Eusebio Caro para que se gradúen”, dijo la dinámica presidenta de la ASN.

Informó que a los mejores infantes de todo el país que deseen hacer carrera en la Escuela Naval los premian también mediante la beca de estudio “Monseñor Víctor Tamayo”, quien de forma generosa decidió donarles cada año la limosna del Domingo de Ramos de la parroquia donde esté, para sufragar el costo de ese infante. Este año son cuatro los beneficiados.

Las familias de los militares y civiles de la Escuela Naval de Suboficiales también reciben el apoyo del Voluntariado de la Acción Social Naval, mediante programas a favor de la unidad familiar, obras de mejoramiento de infraestructura física en residencias navales y el apoyo al Jardín Naval, entre otros. En este sentido, en este momento gestionan la apertura de una guardería en el conjunto residencial Los Mangos, en Soledad, donde residen 67 familias del personal naval.

“Otra de nuestras misiones es el programa de bienestar a la comunidad que nos rodea, porque no somos un ente aislado en una base militar y entendemos que nuestro vecinos también necesitan nuestra asistencia”, dijo la señora de Wills.

Destacó la labor que realizan en la Escuela “La Playita”, situada en Sitionuevo, hasta donde llegan con brigadas de salud e higiene oral y campañas educativas y cívicas. Un apoyo similar brindan a la Escuela “Enmanuel” en el barrio Las Flores.

Y los niños también están en la mira del Voluntariado de la Acción Social Naval. Además de las brigadas médicas y campañas educativas, con ellos adelantan una actividad muy linda llamada “Conociendo nuestro recursos”, para aprender a conocer nuestros ríos y mares. Para ello emplean una cartilla didáctica realizada por personal de la Escuela Naval, la cual al final puede ser coloreada por ellos.